Entradas

Mostrando entradas de abril, 2021

Ejercicio

 Por toda la red sonora inteligente, escuchamos la voz metálica y por décadas conocida, del odiado gobernante: -a partir de mañana será obligatorio entregar todos los elementos de lectura y gozarán del uso de "las pastillas capacitadoras", estás instalarán inmediatamente en sus cerebros, los conocimientos, prometemos que  estarán siempre disponibles aunque de momento solo contamos  con cincuenta títulos. El decreto deberá cumplirse rigurosamente a partir de las cero horas. Luego todo enmudeció. Me postré, suplicando, lloré. Roxana Bogacz PD: gracias por este tutorial, tuve que forzar mucho mi imaginación, no suelo leer ni escribir temas fantásticos, es bueno recorrer otros desafíos

Los celos

  Los celos lo cegaron No le dió tiempo a explicar nada No permitiría que fuera de otro. En un instante la roció y la prendió fuego. Ahí mismo comprendió que ya nunca más disfrutaría de sus caricias, que por mal amor jamás volvería a mirarse en esos ojos dulces azulados, no haría de sus caricias. Se entregó mansamente en la comisaría, no le quedaba nada por perder,  todo quedó arruinado, hasta los futuros recuerdos llenos de alaridos de dolor causado por sus propias manos Roxana Bogacz

Alambre de púas

Imagen
Me llamó mucho la atención el contraste de la flor con el alambre de púas, de inmediato supe que allí había un mensaje por descifrar. #PoemasRoxanaBogacz  

Abuelito dime tu

  Delia dejo preparada sobre su cama, la ropa interior limpia, el uniforme de trabajo, en fin lo de todos los días. Se dió una ducha rápida, cómo siempre cerró primero el grifo del agua caliente, dejando que esos segundos de lluvia fría la  energizaran para enfrentar el día. Envuelta en el toallón y mientras desayunaba, abrió el Gmail, descarto la publicidad, dejó para  más tarde el resumen del movimiento bancario y entre el resto, detectó uno mensaje muy conciso que procedía del instituto. Se apresuró a terminar el desayuno, ubicó a las apuradas la taza de café en la pileta.  Se maquilló cuidadosamente eligió su ropa más elegante, cambió las cosas a la cartera de vestir, volvió a mirarse en el espejo, ¿ Cómo lograr disimular lo que sentía?  ¿Continuará? Ejercicio, Abuelito dime tu

Misterio

Imagen
  Siento que la fotografia como las personas, tienen que ser verdaderas, pero con cierto misterio, para ser absolutamente interesantes.  Roxana Bogacz

Misty

Imagen
  Recreaciones con maquillaje Narrar su vida es pura recreación. Cada vez que se cuenta una vida se re crea y se refuerzan detalles y se olvidan otros, algunos hasta llegan a ser ajenos tanto para el protagonista como para el relator. Contar a Misty es un relato con maquillaje obligado, labios con perfil tatuado de color fuxia sombra verde o a tono con su ropa en el párpado superior, y algo de dorado en el inferior, quizás es imperioso hablar de esto porque jamás la ví a cara lavada ni tempranisisimo, ni siquiera estando por entrar a un quirófano. Por otra parte he de maquillar, enmascarar un poco su historia, serle infiel a sus recuerdos, para protegerla y proteger nuestra amistad. Aunque suene a un mero juego de palabras, este es uno de los casos en qué decir la cruda verdad sería una traición, una falta de respeto a la intimidad compartida en estos doce años de amistad. A juzgar por su presente, para ella vivir no tiene mucho sentido. No encaja ese pensamiento justamente con esta mu

Ilusión

Imagen
 He transcurrido tantos años a veces buscando, otras esperando  el amor tan deseado. Recorrí caminos simples y otros escarpados a veces esperanzada y otras, derrotada. Imagino que celebraremos nuestro encuentro esperado con ceremonia sencilla nosotros dos no muchos más  bajo el sol testigo mojándonos los pies en una fresca orilla. Un violinista, un brindis y solo nuestras familias y al retirarnos con manos entrelazadas una lluvia de azahares y una promesa sellada Roxana Bogacz #PoemasRoxanaBogacz

Volcán mujer

Imagen
  Hay un río de angustia subterránea Inmedible, secreto, indetectable que en mis ojos,  de repente estalla Y mueve mi cuerpo, espasmo involuntario. Me advierte que allí está disimulada, pero no ausente. Esa actriz, secundaria del elenco, irritada por ser ignorada, casi una parte del decorado desborda ríos de lágrimas y me delata en plena escena y sin ensayo. Es tan intensa, que logra agotarme dejándome extraviada en pensamientos oscuros habitados de incertidumbres y terrores. Resignada, luego, regresa a la sombra se repite esto , tantas veces hasta hacerme comprender que bajo la calma del espejado lago. tras el místerio del volcán mujer o en las profundidades del océano gris azulado hay silencios frágiles y truenos y rayos agazapados. Roxana Bogacz

El árbol dorado

Imagen
 El jardín del frente era el de mi madre, rosas, jazmines, malvones, una enredadera y un limonero de esos de cuatro estaciones. Más allá, detrás de la casa después del césped, en el fondo se encuentra el árbol dorado Meciéndose majestuoso. Aun veo a su sombra a mi viejito sentado el termo, un mate, un libro y aquel perrito Bobi, descansando a su lado Roxana Bogacz

Juana La Loca

Imagen
 Dieciséis años tenía cuando partió a desposarse. La escoltan cientos de barcos, cofres, vestidos, terror el cuadro de Isabel,  Reina Madre y de su abuela un jarrón Necesitó gran templanza para dominar sus celos el amor por el infiel le quebró su corazón. Grande era el regocijo cuando su rostro miraba que ya muerto, abría el féretro para acariciar su cara. Seis hijos tuvo Juanita el último ya sin padre y en cautiverio, encerrada único artículo de lujo un mantel blanco  con rosas rojas bordadas y una silla blasonada. Muchos títulos tuvo Juana pero solo el de La Loca quedó en la memoria urbana junto a Felipe el Hermoso en un parque de Granada encontró la paz que en vida casi nunca le fue dada Roxana Bogacz